Se encuentra usted aquí

XVII FESTIVAL SALSA AL PARQUE 2014

Parque metropolitano Simón Bolívar

9, 10 de mayo

 

La salsa es magia, 

Es vida, trópico, Caribe; 

Es movimiento, baile, gusto, 

Es fuerza, sensualidad, sexualidad, seducción, 

Es mestizaje; 

Es diferencia, libertad, multitud, calor, licor, resistencia, sudor, olor: 

Es poesía, alegría, risa, 

Es evocación, llanto, nostalgia,... 

Es sonido, ritmo, melodía, armonía, 

Es ciudad!

Bertha Quintero, 2005

 

El género salsero como una expresión cultural urbana, sigue convocando a seguidores a disfrutar de sus sonidos que trascienden e incluyen el folklore, las músicas regionales y las expresiones contemporáneas de la música, mostrando una diversidad sonora poética, crítica, rítmica y sensual que se diferencia por su expresión en cada país, de acuerdo a los formatos orquestales, el mayor o menor grado de influencia de ritmos tradicionales en sus temas, en las fusiones y en la línea de sus líricas. 

El gusto por este género en Colombia ha creado un movimiento que se mantiene vigente con particularidades notorias en cada territorio de acuerdo a  las melodías y  arreglos, así como a las formas de bailarla. Desde las ciudades costeras del Atlántico y Pacífico, por donde entró la salsa al país: Barranquilla y Buenaventura, pasando por Cali, Bogotá Medellín, Quibdó, la salsa envuelve a músicos, coleccionistas, bailarines, bares, presentadores, críticos, emisoras especializadas, la industria, los estudios de grabación, ingenieros, escuelas para su enseñanza, agrupaciones musicales, así como públicos que no dejan de asistir a los conciertos.

Este género llegó a la capital, se quedó y transformó la ciudad, la noche y la rumba bogotana. Promovió la creación de agrupaciones musicales, la migración de músicos de otras regiones y otros países, la presencia de orquestas de mujeres y aportó con su sonido y su mensaje a una nueva visión de ciudad, diversa e incluyente, más respetuosa de la diferencia, más intercultural, más fiestera y gozadora. Igualmente la salsa llegó a las escuelas, las academias, la universidad e impulsó la formación de músicos, pues su interpretación exige un alto nivel de conocimiento y lectura de partituras, buena técnica para la ejecución de los instrumentos, así como capacidad de improvisación.

El sonido de la salsa colombiana cuenta ya con un reconocimiento mundial, así como los premios entregados a las parejas de baile de las escuelas de Cali, ganadoras en múltiples ocasiones de concursos internacionales proyectando un estilo de salsa Colombiana en el exterior. 

El público de la ciudad y una política acertada, -hoy en responsabilidad del Instituto Distrital de las Artes, Idartes-, reconocen la importancia del género, y han mantenido la presencia del festival Salsa Al Parque durante diecinueve años. En esta versión y con el propósito de mantener la línea de divulgación de las artes en espacios no convencionales, el Festival vuelve al parque para el gusto y la complacencia de todos los amantes del género.

En la convocatoria del 2014, el Idartes consideró importante promocionar la creatividad de compositores y arreglistas para que la audiencia tuviera la oportunidad de conocer y apreciar nuevas propuestas musicales, por lo que solicitó como requisito para la selección e inscripción de las agrupaciones, un porcentaje significativo de temas inéditos. En esta versión se presentaron 25 orquestas, dando muestra de la presencia viva de un movimiento bogotano de salsa. 15 orquestas quedaron habilitadas para participar y audicionaron frente a un jurado experto conformado por Michael Navarro (flautista, cantante, compositor, líder del grupo Guarango Salsa que ya estuvo en el festival en los años 2008, 2009 y 2011). Armando Escobar (bajista de sesión de amplia trayectoria en la historia musical de nuestro país, líder de Los 4 del Son) y Freddy Lafont (Maestro cubano experto en técnicas vocales, fundador de grupos vocales como Vocal Sampling, profesor en la Escuela de Música Emmat).

Buscando la excelencia de las y los bailarines que compartirán escenario con las orquestas, se promovió un proceso de selección entre las escuelas y organizaciones de salsa de la ciudad. Audicionaron 83 compañías en diferentes categorías: infantil, joven, adultos, parejas y grupos. Un jurado de expertos, compuesto por Gina Medina, bailarina y coreógrafa, directora de la academia Alma de Tango, con más de 15 años de experiencia y formación en danza contemporánea, ballet clásico, folclor y bailes de salón, coreógrafa de los más importantes musicales de la televisión colombiana como La Pista, Yo me llamo, La Voz Colombia, y día a Día del Canal Caracol. Salomé Olarte, música y gestora cultural, coordinadora de los Festivales Al Parque de Idartes, Salsa, Jazz y Colombia al parque. Iván Ovalle, Bailarín, coreógrafo, director y productor con más de 20 años de experiencia en danza a nivel nacional e internacional. Ha trabajado con importantes compañías de folclor y con Fanny Mickey haciendo giras por varios países del mundo. Actualmente trabaja con el Canal Caracol y dirige junto con Gina Medina el Festival Internacional de Tango de Bogotá. Alex Cortes, “Azúcar”, campeón mundial de salsa categoría ON 1 en modalidad pareja, en el festival mundial de Salsa de Cali 2009. Sub campeón mundial de Salsa en el Salsa Congreso de Medellín. Tetra campeón mundial de Salsa e instructor de los tetracampeones mundiales de salsa Pioneros del Ritmo Cali. Tallerista de diferentes ritmos y Bertha Quintero, percusionista, antropóloga, creadora de orquestas de salsa, actual subdirectora de las artes del Idartes.

Se seleccionaron alrededor de 30 conjuntos, en todas las categorías, dejando claro que la ciudad mantiene un sinnúmero de seguidores de la salsa que participan desde tempranas edades con prácticas  de la danza en diversos estilos.

Las audiciones adquieren la mayor importancia, tanto para las orquestas, los bailarines y la entidad, pues permiten conocer, conocerse y evaluarse entre sí, comparar las nuevas propuestas, el nivel de las agrupaciones y sus desarrollos organizativos, teniendo en cuenta que en el festival compartirán escenario con artistas invitados locales, nacionales e internacionales de alto nivel y que se abren puertas para un trabajo profesional.

Esperamos que el público amante de este género asista masivamente para apoyar las agrupaciones bogotanas, así como a las y los bailarines, que ofrecerán todo un banquete musical y dancístico con lo más representativo del movimiento de la salsa local. Los invitados locales nacionales e internacionales, como referentes del género, ofrecerán un encuentro inolvidable y un diálogo entre los artistas y el público, donde se podrá apreciare la diversidad de estilos presentes en el género salsero. No puede faltar la franja de coleccionistas que cada vez sorprenden con joyas desconocidas a un público que juiciosamente los sigue en todos los festivales, así como los espacios académicos, de reflexión y las clínicas de instrumentos. 

 

Bertha Quintero Medina

Subdirectora de las Artes – Idartes

@berthaquinterom